Medicalia.org

Comunidad de profesionales sanitarios creada por Internet Medical Society

La vasectomía es un procedimiento quirúrgico que tiene como objetivo que el  hombre no pueda dejar embarazada a una mujer, por ello es también conocida como esterilización masculina. Se trata de una intervención muy sencilla con una efectividad casi del 100%.

Durante la vasectomía se bloquean o cortan los conductos del escroto que transportan el esperma, de esta manera no saldrán del organismo y por lo tanto no provocará un embarazo. Es ideal para hombres que no desean ejercer su paternidad o que ya tienen los hijos planeados con su pareja.

Esta intervención tiene una duración aproximada de 20 minutos y su tiempo de recuperación es muy rápido. Después de la cirugía el paciente podría presentar molestias durante 24 horas, sobre todo dolor en el área, sin embargo después de un día de recuperación las molestias disminuirán significativamente y podrá realizar sus actividades de manera normal.

Actualmente existen diferentes tipos de vasectomía como son:

Vasectomía clásica: por mucho tiempo fue el único tipo de vasectomía que se practicó y consiste en realizar un par de incisiones en ambos lados del escroto para localizar el conducto deferente y ligar los extremos.

Para practicar esa cirugía se requiere de anestesia local y los riesgos que puede llevar son: infecciones, dolor en la zona después de la cirugía, moretones y recuperación más lenta.

Vasectomía sin bisturí: gracias a los avances médicos ahora es posible realizar una vasectomía sin bisturí, así que el médico sólo utilizará unas pinzas para realizar una mínima punción en el escroto con el fin de localizar el conducto deferente para seccionarlo y ligarlo. Este tipo de intervención no requiere de puntos ni suturas.

La principal ventaja de este tipo de procedimiento es que los riesgos de infección o dolor posterior a la operación son mínimos. El paciente podrá retomar sus actividades normales y tener una recuperación más rápida.

Vasectomía sin bisturí y sin aguja: se trata del mismo procedimiento que se realiza con la vasectomía sin bisturí, sin embargo, en este caso se evita también el incómodo pinchazo de la aguja para anestesiar la zona. En su lugar se utiliza un spray que filtra la anestesia con aire comprimido a alta presión para atravesar la piel y alcanza la profundidad que se requiere para que el área quede adormecida y se pueda realizar el procedimiento.

Se recomienda que la intervención la realice un urólogo que tenga experiencia en laparoscopia ya que estará capacitado para realizar el procedimiento de manera exitosa.

Visitas: 17

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Medicalia.org para añadir comentarios!

Participar en Medicalia.org

Publicidad

¿Desea anunciarse en Medicalia?

Nada más sencillo. Ofrecemos múltiples posibilidades que hacen que anunciarse en Medicalia.org resulte fácil y efectivo.

Para consultas o contratar publicidad, dirigirse a admin@ims.org.es

-------------------------

Medbrary.com.es

Biblioteca médica online

Suscripción gratuita

OFERTAS PARA SOCIOS MEDICALIA

Los miembros activos de Medicalia pueden beneficiarse descuentos en los siguientes productos

Libros

· Libros de Medicina

Revistas científicas

· Tasas por publicar en acceso abierto en revistas médicas

Biblioteca médica online

------------------------------------

Recibe propuestas para publicar en revistas de tu especialidad

© 2018   Creado por Network Admin.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio