Medicalia.org

Comunidad de profesionales sanitarios creada por Internet Medical Society

Dióxido de titanio: su uso en la industria cosmética

Como uno de los metales más abundantes en la corteza terrestre –el noveno elemento más común, precisamente—, el titanio es un mineral al que se le han dado diversas aplicaciones.

En condiciones naturales, este metal reacciona con el oxígeno generando dióxidos presentes en suelos arenosos y otros sedimentos en el ambiente, y se le encuentra en gran cantidad en vetas de rutilo ubicadas en zonas costeras en todo el mundo.

Así, este compuesto denominado dióxido de titanio (TiO₂) es una sustancia que, una vez refinada, se presenta en forma de polvo blanco y que debido a sus cualidades físicas y químicas se utiliza en la producción de múltiples productos de la industria cosmética.

¿En qué productos se encuentra?

Entre los artículos cosméticos que suelen incluir dióxido de titanio están los siguientes:

  • Maquillaje: las sombras para ojos, lápices labiales, polvos para la cara, correctores y demás productos faciales recurren al TiO₂ para dar mejor coloración y durabilidad.
  • Colorantes de pelo: se emplea en varios tintes en spray para dar más luminosidad, color, brillo y duración.
  • Protectores solares: la capacidad del dióxido de titanio para proteger la piel de los rayos ultravioleta (UVA) hace que sea uno de los ingredientes más habituales de filtros solares.
  • Jabones: este compuesto aporta, al igual que en los anteriores, buen tono tanto a jabones de barra como líquidos y en crema.

Controversia en su empleo

Aunque algunas investigaciones señalan que esta materia prima puede ser dañina para la salud humana, este es un dato que de ninguna manera ha sido concluyente, puesto que los riesgos podrían presentarse sólo ante exposiciones muy grandes a este agente, como en el caso de quienes trabajan en minas y fábricas en donde se utiliza el TiO₂ sin las medidas precautorias necesarias.

Los efectos adversos que podría causar en estos contextos específicos son algunos tipos de cáncer, malestares de las vías respiratorias, alergias y alteraciones cardiovasculares.

No obstante, para un consumidor común y corriente el peligro es casi inexistente, pues estas afecciones suceden sólo si el dióxido de titanio se encuentra pulverizado en nanopartículas menores de 30 nanómetros, las cuales podrían filtrase por los poros de la piel o ser respiradas.

Por ello, existen normas que regulan el uso adecuado de éste y un sinnúmero de compuestos químicos que utilizados negligentemente podrían ser fatales, pero que gracias al avance científico y tecnológico los encontramos en cualquier producto aprovechando sólo sus beneficios.

Visitas: 9

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Medicalia.org para añadir comentarios!

Participar en Medicalia.org

Publicidad

¿Desea anunciarse en Medicalia?

Nada más sencillo. Ofrecemos múltiples posibilidades que hacen que anunciarse en Medicalia.org resulte fácil y efectivo.

Para consultas o contratar publicidad, dirigirse a admin@ims.org.es

OFERTAS PARA SOCIOS MEDICALIA

Los miembros activos de Medicalia pueden beneficiarse descuentos en los siguientes productos

Libros

· Libros de Medicina

Revistas científicas

· Tasas por publicar en acceso abierto en revistas médicas

© 2020   Creado por Network Admin.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio