Medicalia.org

Comunidad de profesionales sanitarios creada por Internet Medical Society

Balón gástrico: ¿auxiliar o solución definitiva para la obesidad?

Luchar contra el sobrepeso durante años sin que los planes dietéticos y de ejercicio parezcan dar resultados produce un grado de frustración que puede afectar la salud emocional, más aún si el paciente sufre comorbilidades de la obesidad tales como diabetes e hipertensión arterial, o se encuentra en un estado de riesgo cardiovascular.

Por otro lado, si a la conciencia del deterioro físico se suma una profunda incomodidad respecto a la imagen física, las consecuencias en la autovaloración de la persona y en su relación con el cuerpo pueden ser devastadoras.

 

En casos como estos, cuando la pérdida de peso se ha intentado más de cinco veces por métodos distintos y sin éxito, el médico bariatra podría recomendar un tratamiento que incluya la colocación de un globo intragástrico, o balón gástrico.

 

Se trata de una esfera de silicón que contiene solución salina y se introduce en el estómago con el propósito de reducir el apetito y la ingesta alimenticia mediante la disminución del espacio en el aparato digestivo. El tratamiento da como resultado una pérdida de peso de entre el 10% y el 15% tras los primeros seis meses de su aplicación a pacientes que cuentan con un IMC situado entre los 30 y 37 puntos.

 

Y aunque los cambios se aprecian rápidamente, hay tres aspectos que es necesario considerar antes de someterse a este procedimiento:

  1. El factor estético no debe ser determinante al tomar la decisión de someterse a un tratamiento de esta naturaleza. No se trata de una solución rápida para hacerse con el soñado “cuerpo de verano” en primavera. Se trata de una asistencia provisional para la pérdida de peso, que exige un gran compromiso de cambio en relación con los hábitos de ejercicio y alimentación, pues luego de seis meses de uso, el balón debe ser retirado y el paciente deberá continuar con un estilo de vida saludable si desea extender o hacer permanentes los resultados de la operación.
  2. Los seguros médicos no suelen cubrir este tipo de tratamientos, por lo que es común que se lleven a cabo por requerimiento de los pacientes luego de una investigación previa. Sin embargo, siempre deben practicarse tras una valoración médica y por especialistas en bariatría.
  3. La adaptación del organismo al balón gástrico es segura, pero no sencilla: entre los efectos esperables después de su colocación están el sentir una incomodidad general en el cuerpo, debilidad, posibles vómitos y flatulencias.

Visitas: 18

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Medicalia.org para añadir comentarios!

Participar en Medicalia.org

Publicidad

¿Desea anunciarse en Medicalia?

Nada más sencillo. Ofrecemos múltiples posibilidades que hacen que anunciarse en Medicalia.org resulte fácil y efectivo.

Para consultas o contratar publicidad, dirigirse a admin@ims.org.es

OFERTAS PARA SOCIOS MEDICALIA

Los miembros activos de Medicalia pueden beneficiarse descuentos en los siguientes productos

Libros

· Libros de Medicina

Revistas científicas

· Tasas por publicar en acceso abierto en revistas médicas

Biblioteca médica online

------------------------------------

Recibe propuestas para publicar en revistas de tu especialidad

© 2019   Creado por Network Admin.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio