Medicalia.org

Comunidad de profesionales sanitarios creada por Internet Medical Society

 

En el caso de pacientes con riesgo cardiovascular elevado o desconocido, antes de reanudar la actividad sexual se debería llevar a cabo una prueba de esfuerzo. Según la directriz, si el paciente soporta un esfuerzo superior a entre 3 y 5 equivalentes metabólicos (EMT) sin sentir molestias ni alteraciones significativas del ECG, el sexo no representa ningún peligro. La norma también proporciona recomendaciones para la evaluación de la aptitud sexual de los diferentes grupos de pacientes cardíacos. La carga física de la actividad sexual se considera “moderada”.
La carga que soporta el sistema cardiovascular durante el sexo sería comparable a subir más de dos pisos por las escaleras o a un paseo a ritmo rápido. Los pacientes cardiovasculares que no se quedan sin aliento cuando practican estas actividades físicas sólo estarían expuestos a un riesgo menor de hipoxemia durante el coito. Sin embargo, el valor de presión arterial sistólica de 170 mmHg o el pulso de 130 latidos por minuto se sobrepasan en muy raras ocasiones, por lo menos en hombres normotensos que mantienen relaciones sexuales con su propia esposa. En general, el esfuerzo de la actividad sexual equivalen a entre 3 a 5 equivalentes metabólicos (EMT), según la edad, la condición física y el estado general de salud. El aumento más pronunciado de la presión arterial y la frecuencia cardíaca se produce durante 10 a 15 segundos durante el orgasmo, aunque también se registra un ligero aumento durante los preliminares.

Como era de esperar, durante el coito existe un mayor riesgo de complicaciones cardiovasculares. Sin embargo, según la AHA el índice absoluto de eventos resulta ínfimo, especialmente debido a que la carga por lo general tiene una duración de pocos segundos. Incluso un infarto al miocardio superado no se considera una contraindicación para el amor físico. Una hora de sexo por semana elevaría temporalmente el riesgo de estos pacientes a sufrir un nuevo infarto o a morir de 10 casos por millón a 20-30 casos por millón. De hecho, menos del 1% de los infartos al miocardio o de las muertes súbitas tienen lugar durante una relación sexual. La llamada angina d´amour (ocurrida durante el coito o en las horas posteriores) constituye menos del 5% de todos los casos de angina de pecho. Pero, ¿qué ocurre con el individuo, con el paciente cardiovascular considerado individualmente?

Las recomendaciones sexuales concretas

La reciente publicación de la AHA ayuda a responder estas cuestiones. Expertos de diversas disciplinas han recolectado los datos de los estudios publicados y las directrices de varias grandes sociedades médicas, y concluyen en las siguientes recomendaciones:
  • Antes de que los pacientes con una ECV recién identificada vuelvan a ser sexualmente activos se debería practicar una anamnesis farmacológica y un examen físico detallados. Si se considera que el riesgo de complicaciones cardiovasculares es bajo, no hay nada que objetar al sexo.
  • Cuando el riesgo cardiovascular no es bajo o resulta desconocido, se recomienda una prueba de esfuerzo. Las actividades sexuales no representan un problema si los pacientes logran al menos 3-5 MET en la prueba de esfuerzo sin que se produzca angina de pecho, disnea excesiva, alteraciones isquémicas del ST, cianosis, hipotonía o arritmias.
  • El riesgo de complicaciones cardiovasculares durante el sexo se puede reducir mediante medidas de rehabilitación cardíaca y la práctica deportiva.
  • Los pacientes con ECV inestable o descompensada deberían abstenerse de practicar relaciones sexuales hasta que se estabilicen y reciban un tratamiento adecuado. Lo mismo resulta válido para los pacientes cuyas enfermedades cardiovasculares se hallan manifestado cono consecuencia de un coito.
  • Las consideraciones acerca de los posibles efectos adversos sobre la sexualidad no deben convertirse en un motivo para renunciar al empleo de medicamentos cardiovasculares efectivos sobre la sintomatología y/o el pronóstico.
  • Los medicamentos para el tratamiento de la disfunción eréctil (inhibidores de la PDE-5) se consideran seguros en caso de una ECV estable. Sin embargo, los inhibidores de la PDE-5 están prohibidos si los pacientes están tomando nitratos. Por el contrario, los pacientes que consuman un inhibidor de la PDE-5 deberán abstenerse durante 24-48 horas (según la sustancia) de ingerir nitratos.
  • Las mujeres premenopáusicas con ECV deben recibir indicaciones acerca de la seguridad para el uso de anticonceptivos y durante el embarazo.
  • Las mujeres postmenopáusicas con ECV no deberán tomar estrógeno sistémico para el tratamiento de la dispareunia.
  • Después de un evento cardinal, un nuevo diagnóstico de ECV o la implantación de un desfibrilador, se debe tratar el tema “vida sexual” como parte de la consulta médica.

Una vida sexual plena es un factor importante para la calidad de vida de los pacientes y sus relaciones de pareja. Para la mayoría de los pacientes de ECV resulta conveniente el disfrute de una vida sexual activa. Sin embargo, se recomienda a los pacientes cardiovasculares realizar previamente una anamnesis exhaustiva y un examen físico. Si los síntomas son estables y la capacidad física es suficiente, no hay nada que impida una vida sexual activa. Los pacientes inestables o con síntomas graves deben ser tratados y estabilizados antes de practicar actividades sexuales.

Visitas: 165

Publicidad

¿Desea anunciarse en Medicalia?

Nada más sencillo. Ofrecemos múltiples posibilidades que hacen que anunciarse en Medicalia.org resulte fácil y efectivo.

Para consultas o contratar publicidad, dirigirse a admin@ims.org.es

-------------------------

-------------------------

INTERNATIONAL ARCHIVES OF MEDICINE

Envíe su manuscrito

OFERTAS PARA SOCIOS MEDICALIA

Los miembros activos de Medicalia pueden beneficiarse descuentos en los siguientes productos

Libros

· Libros de Medicina

Revistas científicas

· Tasas por publicar en acceso abierto en revistas médicas

© 2022   Creado por Network Admin.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio